28/2/16

Cheesecake infalible


Después de muchas recetas probadas, de muchas tortas crudas o quemadas, puedo decir que ahora sí encontré la formula.
Durante mucho tiempo traté de hacer un cheesecake como los que se ven en las revistas, bien gordito y compacto pero lo único que lograba era un piso quemado muy desagradable.
El verdadero cheesecake el famoso NY style, es suave, denso de sabor casi neutro y tiene sus mañas.
Pero como dice la frase persevera y triunfarás...y aquí les presento con lujo de detalles la receta del cheesecake perfecto.


INGREDIENTES:

Para la base:

300 gr de galletitas de vainilla
50 gr de manteca derretida
2 cucharadas de azúcar

Para el relleno:

600 gr de queso crema compacto ( yo usé Finlandia)
300 gr de queso crema ácido ( yo usé Mendicrin tradicional)
500 gr de ricota
200 gr de crema de leche
1 y 1/2 tazas de azúcar común
ralladura de 1 limón
jugo de 1/2 limón
extracto de vainilla
4 cucharadas soperas de harina 0000
5 huevos

Para estas cantidades usé un molde desmontable de 26 cm.

Antes de empezar una aclaración que hace al éxito de la receta.

TODOS LO INGREDIENTES DEBEN ESTAR A TEMPERATURA AMBIENTE. Osea que hay que sacar de la heladera los quesos, la crema, los huevos por lo menos media hora antes de comenzar.

La base es muy simple de hacer, se trituran las galletitas y se mezclan con la manteca y el azúcar.
Se distribuye en el molde, se presiona bien para compactar y luego se lleva al horno por 15 minutos.


Para hacer mezcla principal aconsejo usar una batidora de pie o de mano para garantizar que quede bien homogenea.
Empezamos por el queso crema duro, lo batimos un poco hasta ablandarlo, luego agregamos el queso ácido, la ricota y la crema.
Batir a velocidad baja hasta integrar todo.
Ahora es momento de agregar la taza y media de azúcar, la vainilla, la ralladura y el jugo de limón.
En este punto y antes de agregar los huevos hay que probar la mezcla para saber si tiene el punto de sabor deseado.
Por último agregar la harina y de a uno por uno los huevos sin dejar de batir.
Debe quedar una mezcla sedosa y uniforme.
Una vez lista la colocamos sobre la base de galletitas.
Otro tip, forar con papel aluminio la base del molde, llegando con el papel hasta arriba para evitar que se filtre agua ya que lo vamos a cocinar a baño maría.


Se cocina en horno a 180° a baño maría por casi dos horas. Revisar durante la cocción la cantidad de agua del baño, no debe bajar de la mitad del molde.
En la primera hora también tapar la cubierta del molde con papel aluminio, luego descubrirlo hasta terminar la cocción.
Nos damos cuenta que está listo cuando al mover un poco el molde la mezcla está firme.
IMPORTANTE: una vez listo, se deja dentro del horno con el agua del baño maría hasta enfriar por completo.


Terminarlo con una rica mermelada casera.

7/2/16

Galletitas de limón


Después de meses sin escribir una receta, aquí estoy nuevamente.
La receta de hoy es un intento casi logrado de imitar el sabor de unas galletitas de limón y almendras que hacía mi abuela.
Y aproveché la ocasión para estrenar un cortante nuevo con forma de esqueleto de pescadito que me trajo desde Paris mi sobrina Jess. Una paquetería!!!.
Esta receta es super fácil y seguro les va a gustar.


Ingredientes:

2 tazas de harina 0000
1 taza  de azúcar impalpable
pizca de sal
200 gr de manteca blanda
2 yemas
ralladura de limón
unas gotitas de extracto de almendras

Esta masa es ideal para hacerla rapidísimo con una procesadora de alimentos o con una batidora. Pero si no tenés ni una ni otra, se puede hacer igual de fácil a mano.
Colocar en la máquina harina, azúcar, sal y manteca.
Formar un arenado, luego agregar las yemas, la ralladura de un limón y un par de gotas de extracto de almendras. Se puede cambiar por gotas de jugo de limón.
Mezclar hasta formar un bollo.
Cubrir con film plástico y llevar al frío por dos horas.
Al momento de hacer las masitas estirar la masa de 1/2 cm de espesor y cortar de la forma deseada.


Cocinar en una placa de silicona o con papel manteca para mayor seguridad.
Tardan en estar doraditas 15 minutos a un horno 180°.
Se pueden glasear o cubrir con chocolate, pero a mi me encantan solas.
Si sobran se guardan en una lata para que no se humedezcan.

9/6/15

Budín de bananas


En otra de mis recetas les mostré como la parra de mi vecina pasaba por mi jardín y yo aprovechaba sus uvas para hacer cosas ricas.
Este año tengo la visita de sus bananas. Sí pegaditos a mi medianera hay plantados un par de bananos que florecen y fructufican de mi lado. Cuelgan en mi jardín durante meses hasta que maduran.
Son bananas diferentes a las que se compran en la verdulería, son más gorditas y de sabor apenas ácido, pero para hacer panes y budines vienen genial.
Acá les paso esta receta de un super budín.



Ingredientes:

300 gr de manteca pomada
3 tazas de azúcar rubia
6 huevos
4 tazas de harina 0000
250 gr de puré de bananas
1 cucharadita de bicarbonato de sodio y otra de polvo de hornear
pizca de sal
3/4 tazas de leche
150 gr de nueces pecan
1 cucharadita de extracto de vainilla

Colocar en la batidora la manteca y el azúcar y batir hasta conseguir una crema suave.
Agregar de a uno los huevos y seguir batiendo.
Por otro lado tamizar los secos, harinas, sal y leudantes.
Agregar de forma intercalada el puré de bananas, la leche y los secos.
Por último perfumar con vainilla e incorporar las nueces.
Cocinar en un horno precalentado a 180° por 45 minutos, o hasta que el pincharlo con un palillo salga seco.
Dejarlo enfriar y está listo para comer.


Este mismo budín lo podemos transformar en un postre colocándole una bocha de helado de dulce de leche y un poquito de salsa de chocolate, mmmmm.


10/5/15

Helado express de maracuyá


Sin duda una de las recetas más visitadas de mi blog es la del helado de maracuyá.
Tiene un de años de antiguedad y para ser honesta es algo compleja de realizar.
Por eso la que hoy les propongo es apta para todo público, hasta para el más novato en la cocina!!!
Gracias a que esta fruta gusta tanto y está de moda, cada vez aparecen más productos que la contienen. Hay yogures, mermeladas gourmet, jugo concentrados y conservas.
Estas últimas son ideales para hacer postres y hoy la uso en esta receta.


Ingredientes:

1 lata de leche condensada
500 gr de crema de leche
300 gr de pulpa de maracuyá en conserva
1 shot de vodka o algún licor de sabor frutal


Para hacer esta receta es casi imprescindible usar una batidora eléctrica. Todo se trata de batir.
Colocar en un bowl la crema de leche junto a la leche condensada y batir hasta homogeneizar la mezcla.
Si la crema de leche está bien fría, enseguida toma cuerpo y se logra un mejor resultado.


Luego agregar la pulpa de fruta y poco a poco el alcohol. Yo estoy usando un vodka con sabor a maracuyá, ideal para esta receta por su perfume.
Es importante usar alguna bebida alcohólica para hacer este postre, ya que no permite que se congele del todo la mezcla y por eso tenga una consistencia más cremosa.
Una vez todo incorporado colocar el helado en un recipiente hermético y llevar al freezer por lo menos 4 horas.
Y listo para disfrutar.


ShareThis

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails