6/7/14

Budín Inglés


La receta de hoy no es de mi autoría, pertenece al libro Cuaderno dulce de Pascale Alemany de la editorial Periplo.
Es un libro encantador con recetas clásicas francesas.
Tiene esos postres que siempre soñaste preparar y explicaciones muy simples para poder lograrlo.
Tal es así que para hacer mi budín seguí tal cual la receta, algo muy raro porque siempre necesito cambiar algo, sacar o agregar algún ingrediente. Pero esta vez no me pareció correcto.
El resultado fue perfecto un budín esponjoso con una miga bien húmeda y sabrosa.
Aquí les dejo la receta...


Ingredientes:

200 gr de manteca pomada
200 gr de azúcar
3 huevos
300 gr de harina 0000
1 cucharadita de polvo de hornear
extracto de vainilla
pizca de sal
100 ml de ron
130 gr de pasas de uva
80 gr de frutas confitadas

Remojar las pasas de uva y las frutas en el ron el mayor tiempo posible, si es la noche anterior mejor.
Batir la manteca hasta que se ablande, agregar el azúcar y mezclar bien.
Luego incorporar de a uno los huevos, agregar los secos (harina, sal y polvo de hornear).
Por último las frutas y las pasas con el ron.


Mezclar hasta integrar bien.
Cocinar en horno precalentado a 160° aproximadamente 35 minutos.
Si la parte superior comienza a dorar mucho y el centro todavía está crudo cubrir con un papel aluminio hasta terminar la cocción.


22/6/14

Galletitas express


La receta de hoy es fácil, más que fácil, casi que se hace sola. 
Son unas galletitas sabrosas, crocantes, de textura arenosa similar a los bizcochitos de grasa.
Llevan nada más que tres ingredientes principales, pero podemos variar el sabor eligiendo otro tipo de queso, y otras especias. Quedan muy bien con parmesano y orégano.
A mi me gustó la combinación de chedar con algo ahumado, y tengo en casa una mezcla de especias que me vino genial.
A seguir los pasos...


Ingredientes: 

400 gr de harina 0000
200 gr de manteca
200 gr de queso chedar rallado
agua fría
sal - pimienta - pimentón ahumado

1° paso: Colocar todos los ingredientes en una máquina y procesar hasta obtener un arenado. Si no tenés procesadora igual se puede hacer a mano, pero es más trabajoso integrar todo.
En este caso rallá el queso lo más chiquito que puedas.



2° paso: Colocar el arenado en un bowl grande, agregar un poquito de agua fría y trabajar la masa. Tenemos que apretarla con fuerza, no amasar, sólo unir hasta que tome forma.
Cubrirla con un film plástico y refrigerarla por 1 hora.


3° paso: Espolvorear un poco de harina en la mesada y con ayuda de un palo de amasar estirar la masa. El grosor tiene que ser de más o menos medio centímetro.
Cortar de la forma deseada y colocar en una placa para horno limpia.



4° paso: Cocinar en horno bien caliente por 10 minutos.
Apenas están doraditas las sacamos.
Colocarlas en una rejilla hasta que enfríen.
Son buenísimas solas, o con un dip de queso crema y ciboulette.
Para que sigan crocantes varios días guardarlas en una lata.


6/6/14

Pollo al horno con azafrán, miel y limón


Más de una vez escuché la frase..."más rico que comer pollo con las manos", bueno esta receta le hace honor.
Pollito dorado, con sabor entre dulzón y cítrico que vale la pena probar.
Sin secretos, sin técnicas, sólo mezclar ricos ingredientes...


Ingredientes:

1 pollo trozado y sin piel
1 diente de ajo
hebras de azafrán
1 limón (jugo y ralladura)
1 cucharada de miel
aceite de oliva
sal
pimienta negra
almendras tostadas y fileteadas

Limpiar el pollo, sacarle bien la piel y trozarlo.
Colocarlo en una fuente y agregar el ajo fileteado bien finito, la miel, un poquito de aceite de oliva, las hebras de azafrán, el jugo y la ralladura de limón y pimienta recién molida.
Untar el pollo con todos esos ingredientes y dejarlo reposar por dos horas para que concentren los sabores.
Atención: la sal recién la vamos a poner antes de llevarlo al horno, y otro poquito al final. Esto es para que no suelte agua durante la cocción.


Cocinarlo en horno fuerte a 200° por una hora.
Unos minutos antes de terminar la cocción agregar por encima las almendras fileteadas.


22/5/14

Membrillo cake


El dulce de membrillo es un producto algo olvidado en la repostería. Sólo lo usamos para hacer pepas y pasta frola, pero pareciera que ahí terminan sus virtudes....
Buscando otras opciones encontré una receta que me pareció buena para compartir, membrillo cake del libro "Super natural every day", de Heidi Swanson. Es un libro ideal para los amantes de la cocina natural, mucha verdura, muchos cereales y algunos ingredientes para conocer y adoptar.
Esta es mi versión de la receta original:


Ingredientes:

2 y 1/2 tazas de harina 0000
2 cucharaditas de polvo de hornear
pizca de sal
1/3 de taza de semillas de amapola
2 huevos
1 limón, vamos a usar ralladura y jugo
1 y 1/2 taza de suero de leche*
60 gr de manteca derretida
250 gr de dulce de membrillo cortado en cubitos
1 taza de azúcar integral de caña

* el suero de leche es un producto que se utiliza mucho en la pastelería norteamericana, hace más suaves y húmedas las masas. Como acá en Buenos Aires nunca lo pude conseguir, encontré la forma de hacer algo parecido.
Hay que agregarle un poco de jugo de limón a la leche para cortarla así logramos un líquido similar al suero.
Para esta receta tenemos que agregarle el jugo de medio limón a la taza y media de leche, la dejamos reposar unos minutos y listo para usar. La leche toma una consistencia parecida el yogurt y así es como la debemos usar.


Esta torta es muy fácil de hacer, necesitamos dos cuencos en uno mezclamos los sólidos y en otro los líquidos:
En uno batir ligeramente los huevos junto a la manteca derretida, la ralladura de limón y el suero.
En el otro mezclar azúcar, harina, polvo de hornear, sal y semillas de amapola.


Unir las dos preparaciones y agregar los cubitos de membrillo. Reservar algunos para disponerlos por encima de la torta.


Espolvorear con un poco de azúcar rubio y llevar al horno.
Cocción lenta a 180° por 35 minutos.




ShareThis

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails