24/3/15

Mi Panzanella


Durante el 2014 estuve leyendo el libro "Huerta y cocina" de Clara Billoch una experta jardinera que también escribe un blog al que cada tanto consulto. 

El libro me encantó super completo, didáctico, con muy lindas fotos. Para los que conjuguen estas dos pasiones se los recomiendo.
Tanto me enganché que decidí ampliar mi huerta y cultivar varias clases de tomates. Compré por internet semillas de amarillos, corazón de buey, negros, etc. No fue fácil, son plantas que necesitan dedicación pero bien vale la pena.



La receta de hoy es el resultado de mi cosecha, una rica y colorida ensalada con acento italiano.


Ingredientes:

Tomates frescos
Pan duro secado al horno, si es casero mucho mejor
Hierbas aromáticas: albahaca, tomillo, perejil, ciboulette
Aceite de oliva
Sal y pimienta negra
Unas gotas de jugo de limón o aceto balsámico

Hacer esta ensalada no tiene mucha ciencia, la diferencia la hace el producto.
Si no tenés la posibilidad, el tiempo o las ganas de cultivar tomates podés comprarlos en algún mercado de pequeños productores. En el super de la vuelta seguro que no, los tomates que provienen de cultivos comerciales prácticamente no tienen sabor.


Bueno a la receta, cortar en trozos los tomates, picar groseramente las hierbas y tener listo el pan.
Colocar todo en un cuenco, agregar sal, pimienta recién molida, un rico aceite de oliva y para darle un toque de mayor acidez unas gotas de limón o aceto balsámico.
Listo a la mesa...


28/1/15

Focaccia de moras


Este verano como el anterior preparé dulces caseros con las moras que me traen de Chacabuco.
Pero esta vez los hice con una receta de mi abuela usando la fruta entera, quedan como confitadas.
Otra novedad en esta receta es el aceite de coco, desde hace tiempo que quería probarlo y realmente resultó genial. Tienen muchas propiedades, es muy saludable y para repostería es ideal.
Esta es una focaccia dulce muy de verano, y no lleva más que un ratito de amasado y está lista.


Ingredientes:

400 gr de harina 000
150 gr de azúcar rubio
30 gr de levadura fresca
30 ml de aceite de coco*
pizca de sal
150 ml de agua
moras confitadas o mermelada de moras cant. necesaria

* si no tienen aceite de coco pueden reemplazarlo por girasol.

En un cuenco colocar la levadura desgranada con una cucharita de azúcar, una de harina y un poco de agua tibia. Dejar reposar hasta que espume.
Colocar todos los ingredientes secos en forma de corona en la mesada.
Agregar en el centro la levadura ya espumosa, el aceite de coco y poco a poco el agua tomando la masa hasta formar un bollo.
Amasar hasta obtener una textura lisa y suave.
Dejar reposar una hora.
Luego estirar sobre una placa y colocar por encima una buena capa de moras.


Leudar unos minutos más y llevar al horno.
Temperatura de horno 180°- 190° previamente calentado.
Tiempo de cocción 25 - 30 minutos.


21/12/14

Llegaron las fiestas!!!


Hoy empezó el verano por estas latitudes y todo cambia. Los días son más largos, más lindos llenos de sol y mi jardín explota de flores.



La casa se llena de perfumes, uno de ellos el del pan dulce.
Aunque nos toca pasar las fiestas con altas temperaturas igual no puede faltar el clásico pan dulce.
Esta es otra receta que me resultó muy buena.

Ingredientes para dos panes de 1 kilo cada uno.


600 gr de harina 0000
120 gr de azúcar
50 gr de levadura fresca
2 huevos
100 gr de manteca pomada
2 cucharadas soperas de miel
1/4 taza de leche
150 gr de frutas secas
50 gr de chocolate picado
1 cucharada de extracto de malta
agua de azahar - cognac - extracto de vainilla a gusto para perfumar

Primero espumar la levadura con la leche y una pizca de azúcar y otra de harina.
Colocar en la batidora o mezclar a mano los huevos, el azúcar, la miel, la malta y las esencias para perfumar. Cuando está bien integrado agregar el fermento de la levadura.
Luego de a poco incorporar un poco de harina y un poco de manteca, intercalando los ingredientes. Así hasta formar el bollo.


Cuando está bien liso y lindo dejarlo levar, lo mejor es durante toda la noche. Las masas con manteca necesitan mucho tiempo de levado.
Luego desgasificar y agregar las frutas y el chocolate.
Dividir la masa en dos y colocarla en los moldes para pan dulce.
Dejar levar un par de horas más y luego cocinar.
Horno 170° precalentado 40 -45 minutos de cocción.




28/9/14

Labneh


El labneh es un queso que se hace a partir de yogurt natural.

Es uno de los pilares de la gastronomía del medio oriente. Lo consumen como dip acompañado de especias y aceite de oliva ó un poco más eleborado en forma de bolitas que se conservan en aceite.
Se trata de un yogurt que se deja drenar para que pierda el suero y tenga una consistencia pastosa.
Primero intenté hacerlo con yogurt comprado, pero no me gustó.
Entonces preparé yogurt casero...cuando yo era chica mi mamá lo preparaba, a mí me parecía asqueroso, me gustaba el comprado!
Pero para esta receta es fundamental hacerlo, no sé si lo consumiría como yogurt aunque es sanísimo, pero como queso untable es genial.
Realmente es muy fácil de hacer y con esta receta estamos aprendiendo dos.

Los ingredientes son sólo dos: 1 litro de leche entera y 200 gr de yogurt natural.

Colocar la leche en una cacerola y calentarla sin que llegue a hervir.
Retirarla del fuego y agregar el pote de yogurt comprado, mezclar bien y tapar con un film plástico.
Para que la cacerola guarde temperatura el mayor tiempo posible la podemos tapar con un mantel y guardarla en  un lugar cálido, adentro del horno por ejemplo. Obviamente con el horno apagado.
Así la dejamos por 12 horas y pasado ese tiempo vamos a tener listo el yogurt casero.


En ese momento ya está listo para consumir, se lo puede saborizar con miel y extracto natural de vainilla.


Pero para hacer el labneh nos falta un paso más. Tenemos que colarlo.
Colocar dentro de un bowl grande un colador, sobre él gasa o alguna tela que sirva para filtrar y sobre la tela volcar todo el yogurt.
En poco tiempo el suero empieza a decantar.


Llevar todo a la heladera y cada 2 ó 3 horas tirar el suero que cae al recipiente.
En 8 horas de drenado ya tenemos un queso con una textura muy cremosa y un sabor equilibrado, nada de acidez.


Hay recetas dónde antes de filtrarlo lo condimentan con sal de mar, pero para mi gusto no es necesario.
Lo podemos comer tanto con pan y mermelada, como de la manera tradicional rociado con aceite de oliva y especias.
Se conserva en la heladera por varios días.


ShareThis

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails