26/9/10

Arrolladitos de guayaba


Este fin de semana se me ocurrió preparar algo rico para comer mientras tomamos mate. Entonces pensé en algo fácil y rápido de preparar usando unos pocos ingredientes.  
Lo mejor de ésta receta es la versatilidad de la masa. Una masa dulce de levadura que puede ser usada para infinidad de preparaciones; bollitos, facturas, panes saborizados, etc.

Para el relleno usé dulce de guayaba, tiene un sabor muy particular casi agridulce que me encanta, pero también se puede reemplazar por membrillo o batata. Tiene que ser un dulce con textura y consistencia pesada, de lo contrario durante la cocción en el horno se derretiría muy rápido y quedaría pegado en la asadera.

INGREDIENTES
500gr de harina 0000
30gr de levadura
1 huevo
100gr de azúcar
200gr de manteca
relladura de limón
extracto de vainilla
pizca de sal
leche cant. necesaria
250gr de dulce de guayaba

Para hacer la masa primero hay que activar la levadura, disolverla en una taza de leche tibia con una cucharadita de azúcar y esperar hasta que forme espuma.
Por otro lado en un bowl mezclar manteca a temperatura ambiente, harina, azúcar, sal, ralladura y extracto de vainilla. Agregar la levadura y formar un bollo suave, bien amasado, que no se pegue en las manos.
Las masas con levadura deben quedar bien tiernas, para que puedan duplicar su volumen durante el leudado. Es preferible que quede muy húmeda y lo solucionamos con un poco de harina extra, a que quede seca y dura.
Una vez formado el bollo, dejar levar tapado con un film.
Para formar los arrolladitos tenemos que estirar la masa en forma rectangular, que tenga de alto no más de 1/2 centímetro.
Para poder estirar el dulce sin problemas sobre la masa, hay que calentarlo un poquito hasta que parezca una mermelada. Una vez estirado por toda la superficie de la masa, en unos pocos instantes vuelve a su consistencia original.
Ahora debemos enrrollar la masa y cortar porciones de 2 centímetros de ancho cada una.
Colocamos las porciones de arrollado en una placa para horno apenas enmantecada y los dejamos levar nuevamente más o menos 1/2 hora.
Después de ese tiempo se cocinan en un horno medio por aproximadamente 20 minutos, ó hasta que estén levemente doraditos.
Si les gusta se pueden espolvorear con un poco de coco rallado. 

No hay comentarios:

ShareThis

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails