12/10/10

Pollo al horno con hierbas


Esta es una manera fácil de cocinar un pollo entero al horno y sin preocuparnos que quede seco. No hay peor cosa que comer una pechuga seca y desabrida.
Para lograr una carne bien cocida, tierna y jugosa, el secreto está por un lado en una cocción lenta y por el otro en usar algunos ingredientes que le aporten sabor y humedad.
Como primera medida recomiendo comprar un pollo de calidad, que no esté congelado y que no tenga mucha grasa, porque lo vamos a cocinar con la piel.
Vamos a rellenarlo entre la piel y la carne con una pasta de hierbas y manteca.

Picar bien chiquito ajo, tomillo, romero, salvia, cilantro, jengibre y algunas cascaritas de limón. Formar una pasta junto con manteca a temperatura ambiente, agregar sal y pimienta. Llevar a la heladera un ratito para que tome consistencia.
Con mucho cuidado limpiar bien el pollo, sacar los menudos, el exceso de grasa y separar la piel de la carne, formando como una especie de bolsita.
Con ayuda de las manos colocar una capa abundante de la pasta anterior entre la piel y la carne y en el hueco del pollo ramitas de romero y unos dientes de ajo. Hay quienes también le ponen una manzana verde.
Una vez listo colocar sobre una asadera y llevar a horno moderado por hora y media, dependiendo del tamaño del pollo.
Con esta cocción lenta vamos a obtener una piel crujiente y una carne suave y sabrosa.

No hay comentarios:

ShareThis

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails