29/4/11

Budín de Otoño


Todos sabemos que el zapallo y sus parientas las calabazas son vegetales con un sabor marcadamente dulce, pero no todos nos animamos a usarlos en preparaciones para la hora del té.
Este budín muy aromático, dulzón y especiado. Dónde la calabaza aporta muchísima humedad a la masa y nos permite tenerlo durante dos o tres días con la textura de recién salido del horno.
Además es ideal para que los más chiquitos coman verduras de una forma diferente.


Ingredientes:

200 gr de puré de calabaza
1 y 1/2 taza de azúcar de caña
3 huevos
100 gr de yogurt natural
3 cucharadas de miel
50 gr de manteca derretida
3 tazas de harina leudante
1 vaina de vainilla
3 cucharaditas de canela
1 cucharadita de especias de repostería
1 cucharadita de jengibre fresco rallado

Primero hay que cocinar la calabaza, elegirla de tamaño pequeño, son las más dulces.
Cortarla por la mitad, sacar todas las semillas y colocarla en una fuente para horno con papel manteca en el fondo y cocinar a horno medio hasta que estén tiernas. Si son calabazas chicas y nuevas van a estar listas en 25 minutos, antes que enfríen retirarle la piel.
Hacer un puré y reservar.


Por otro lado batir los huevos, el azúcar y las especias. Agregar el puré de calabaza, que debe estar frío, el yogurt, la miel y de a poco incorporar la manteca y la harina.
Formar una mezcla suave y homogénea.
Colocarla en un molde y llevar al horno muy suave por 1 hora y un poquito más también. Tener en cuenta que la masa queda bien húmeda en el interior y el exterior va a tomar un leve dorado.
Una vez que enfríe espolvorear con azúcar impalpable.

No hay comentarios:

ShareThis

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails