5/7/11

Bollitos de hinojo y miel


Hacer pan para mí tiene muchas ventajas, entre las más destacables...

Uno: no hay nada más rico que comer pan recién horneado, calentito y crocante.
Dos: el amasado ayuda a descargar tensiones y a poner firmes los brazos
Tres: durante la cocción se perfuma toda la casa, en especial con ésta receta.

Estos pancitos son super aromáticos y tienen una miga esponjosa y húmeda.


Los ingredientes a usar tienen mucho que ver con la cocina griega: miel, yogurt, hinojo...
Se pueden hacer en forma individual, o en molde de budín inglés. Pero yo preferí hacer bollitos y cocinarlos en un molde de torta para que durante la cocción formen una linda hogaza, similar a una brioche.


Ingredientes:

500 gr de harina 0000
25 gr de levadura fresca
1 cucharita de azúcar
30 gr de manteca
150 cc de agua tibia
5 cucharadas soperas de miel
1 cucharada sopera de semillas de hinojo
100 gr de yogurt tipo griego sabor natural
1 pizca de sal
 un chorrito de leche y miel extra para pincelar

Disolver la levadura en los 150 cc de agua y agregarle el azúcar. Dejarla unos minutos hasta que espume.
Colocar en un bowl la harina junto con la sal y las semillas de hinojo. Pueden estar enteras o si prefieren un poco machacadas en un mortero.
Agregar la manteca y trabajarla un poco con la yema de los dedos hasta formar una especie de arenado.
Cuando la levadura esté lista agregarla haciendo un huequito en el centro de la harina  junto con la miel y el yogurt.
Mezclar bien y formar un bollo.
Amasar enérgicamente durante 10 minutos hasta obtener una masa elástica y suave, que no se pegue a la mesada.
Colocarla en un bowl, taparla y dejarla levar por 30 minutos.
Una vez que levó desgacificar y formar un rollo largo.
Cortar porciones iguales y hacer bollitos.


Para bollar una masa tenemos que trabajar con la palma de la mano ejerciendo presión contra la mesa mientras hacemos movimientos circulares.
Luego de formar todos los bollitos ubicarlos uno al lado del otro en un molde redondo.


Dejar que la masa leve una vez más.
Antes de llevarlos al horno pintarlos con un poco de leche tibia y miel.
Para cocinarlos precalentar el horno unos minutos y cocinar a 160 grados por 20 minutos.
Retirar del horno y volver a pintar.
Llevar el pan  nuevamente al horno ya apagado para que dore bien.

No hay comentarios:

ShareThis

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails