12/7/11

Torta mousse de chocolate y naranja


Ya sabemos que a una rica mousse de chocolate la podemos utilizar como relleno de una torta, si la congelamos la podemos convertir en semifredo ó simplemente la podemos servir en una copa con algunas frutas rojas como un excelente postre.

Pero se les ocurrió cocinarla y transformarla en torta?

Una torta de textura cremosa y aereada, con una cubierta crocante.
De aspecto similar a un brownie, pero que al llevarla a la boca se deshace como si fuera un bombón de chocolate.

Es super fácil de hacer y original.


Ingredientes:

175 gr de chocolate semiamargo
50 gr de manteca
165 gr de azúcar
2 cucharadas de cacao amargo
4 yemas
4 claras
vainilla
1 naranja
pizca de sal

Colocar en un bowl el chocolate y la manteca y derretirlos a baño María o en el microondas. Hay que tener mucho cuidado con la temperatura que usamos para que el chocolate no se queme.


En otro bowl batir las yemas con el azúcar hasta que formen una crema de color amarillo pálido casi blanco.
En ese punto agregar unas gotas de extracto de vainilla, la ralladura de una naranja, el jugo de media naranja y las dos cucharadas de cacao. Seguir batiendo hasta lograr una pasta homogénea.

Por otro lado batir a nieve las claras con una pizca de sal.
Ahora es el momento de integrar todo.
Antes de eso encender el horno para precalentarlo unos minutos. Durante la cocción lo vamos a necesitar a muy baja temperatura.

Primero integrar el chocolate con la mezcla de las yemas y por último agregar con movimientos muy suaves las claras a nieve.

En este punto ya tenemos una mousse lista, la podemos llevar al frío por 6 horas y consumirla si quisiéramos. Pero cocinándola vamos a lograr algo todavía mejor.

Tener listo un molde enmantecado y colocar la mousse.


Cocinar por 30 minutos, con el horno a 100 - 120 grados.
Pasado ese tiempo apagar el horno y dejar la torta adentro hasta que baje un poco su temperatura.
Al sacarla van a notar que tiene una cubierta crocante y sequita, pero el cortarla el centro es super espumosa.

Una recomendación: el sabor es mucho mejor y la textura más definida si la preparamos con un día de anticipación.
No es necesario refrigerarla, pero en caso de temperaturas muy elevadas, guardarla en la heladera y retirarla unos minutos antes de servir.
La pueden espolvorear con un poco de cacao amargo y acompañarla con crema.



No hay comentarios:

ShareThis

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails