25/3/12

Pollo en dos cocciones


Esta es una receta fácil, pero para hacer con tiempo.
Muy aromática, para los amantes de la comida asiática, las especias y los sabores agridulces.
Este pollo tiene dos cocciones, primero lo hervimos en un caldo de textura ligera pero sabor muy intenso.
Y después, segundos antes de llevarlo a la mesa, le damos un salteado rápido para dejarlo crocante y dorado.
Como es un plato de mucho sabor lo mejor para acompañarlo es un arroz simple, apenas condimentado con sal, aceite neutro y unas semillas de sésamo espolvoreadas por encima.
Otra posibilidad sería una ensalada fresca con zanahorias, repollo, pepino y manzana verde.


Ingredientes para el caldo:

1 y 1/2 tazas de salsa de soja
3 y 1/2 tazas de agua
una raíz de jengibre cortada en trozos medianos
media cabeza de ajos
2 zanahorias cortadas en trozos
2 cucharadas soperas de azúcar
unas gotas de aceite de sésamo
granos de pimienta de sechuán
1/2 lima
hojas de albahaca tai
1 cucharada de polvo de 5 especias chinas
2 flores de anís estrellado


Colocar todos los ingredientes en una cacerola y hacerlos hervir por 10 ó 15 minutos para que suelten todo el sabor.
Agregar un pollo trozado y sin piel, cocinarlo a fuego medio por 20 minutos.
Pasado ese tiempo apagar el fuego y dejar que el pollo repose por 15 minutos en ese mismo caldo.


Luego retirarlas del líquido y dejarlas escurrir un poco en una fuente.
Preparar una sartén, calentarla a fuego fuerte con un poco de aceite neutro.
Saltear las presas de pollo hasta que tomen un lindo color caramelo.
Servir en un plato y decorar con flores de albahaca y rodajas de lima.


Una yapa:

Si les sobró alguna pieza de pollo, filetearla y cubrirla con un poco del caldo de la cocción.
Tapar con un film plástico y guardar en la heladera.
Al otro día hervir calentar el pollo con el caldo en un wok.


Por último agregar una porción de fideos de arroz ya cocidos.
Y así tenemos otro riquísimo plato con inspiración asiática.

No hay comentarios:

ShareThis

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails