19/5/12

Limones en conserva


Seguramente alguna vez en una receta encontraron como ingrediente a los limones preservados o en conserva. 
Se usan mucho en la comida marroquí y en algunos platos mediterráneos.
Estos limones tienen la posibilidad de realzar hasta los platos más simples, es un sabor poco habitual pero riquísimo. Son ideales para agregarlos bien picaditos en el aderezo de una ensalada o en la cocción de pollo o cordero.
Son muy fáciles de hacer, no se tarda más de 5 minutos y si tienen un  limonero en casa no pueden dejar de probarlo.

Sólo necesitamos tres cosas: 
Un frasco de vidrio con boca ancha, limones y sal.

Para empezar tenemos que lavar muy bien los limones y secarlos frotando suavemente la cáscara con un repasador.


Si son limones comunes se pueden cortar en cuartos, yo en este caso estoy usando limón sutil y limón japonés, como son chiquitos los corté en mitades.
Hay que acomodarlos dentro del frasco lo más juntos posible y entre capa y capa de limones agregar un poco de sal.


Una vez que el frasco se llenó hasta el tope, debemos completarlo con jugo de limón, tratando de sacar todas las semillas posibles.
De esta manera ya tenemos nuestra conserva lista, sólo tenemos que guardarla en la heladera por un mes hasta que la cáscara del limón se vuelva casi transparente y ya está lista para usar.
La mejor forma de usarlos es retirar del frasco unos gajos de limón y con ayuda de un cuchillo sacar la pulpa. Se desprende casi sola, esa parte no se usa, es muy amarga y está muy concentrado el sabor de la sal, en cambio la cáscara se vuelve tierna y suave. La podemos cortar en juliana muy finita, ó picarla y condimentar pestos, guisos y carnes asadas.

No hay comentarios:

ShareThis

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails