9/7/12

Tarta de ricota con crumble de nueces


Para una tarde fría como la de hoy nada mejor que hacer una de las recetas de la abuela.
Tarta de ricota, con mucho gustito a limón, ideal para acompañar el té.
Es rica, fácil y sabrosa. No tiene secretos, sólo hay que tener ganas de tomarse un ratito para cocinar.


Ingredientes:

Masa:

250 gr de harina 0000
80 gr de azúcar impalpable
125 gr de manteca
1 huevo
agua fría

Relleno:

500 gr de ricota
3/4 taza de azúcar
3 huevos
extracto de vainilla
ralladura y jugo de un limón

Cubierta o crumble:

2 cucharadas de harina
2 cucharadas de azúcar
100 gr de nueces picadas
30 gr de manteca
semillas de amapola

Como toda receta de tarta comenzamos por el sablé para la base.
Es fundamental que este tipo de masa con tanta manteca repose un buen rato en el frío antes de hornearla. Incluso se puede preparar con varios días de anticipación y mantenerla en un envase hermético dentro de la heladera.
Tamizar juntas harina y azúcar, luego agregar la manteca y demenuzar formando migas.
Agregar el huevo batido ligeramente y un chorrito de agua helada.
Formar un bollo sin tocar demasiado la masa, cubrirla con un film plástico y llevar a la heladera.

Para el relleno mezclar ricota, azúcar y huevos. Perfumar con vainilla y agregar la ralladura y el jugo de limón.


Una vez que la masa haya tomado cuerpo y esté bien fría, estirarla y forrar un molde para tarta que sea desmontable.


Agregar el relleno y llevar a un horno medio, de 160°, por 20 minutos.

Mientras tanto preparamos el crumble.




Hay que unir todos los ingredientes formando un arenado.
Pasados los 20 minutos de cocción sacamos la tarta, colocamos con cuidado la cobertura de nueces y volvemos a llevar al horno por 15 minutos más hasta que esté doradita.
Luego retirar y dejar enfriar para luego desmoldar.

No hay comentarios:

ShareThis

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails