9/7/13

Guiso de rabo


Los días de mucho frío mi abuela preparaba este suculento guiso energético y calórico.
Hoy no es común encontrar rabo en las carnicerías, por lo menos yo lo tuve que encargar con anticipación...
Son esos cortes de carne que quedaron en el olvido, será porque necesitan cocciones largas y tiempo de preparación y hoy eso no sobra.
Comprar rabo puede parecer medio bizarro, es la cola de la vaca, y sí dá un poco de impresión cuando el carnicero la corta en pedacitos. Pero es tán rico rico este guiso que bien vale la aventura...


Ingredientes:

3 kg de rabo vacuno
1 lata de tomates
3 dientes de ajo
1 hinojo
2 puerros
3 ramitas de apio
2 zanahorias grandes
1 ají rojo
vino tinto
sal - pimienta negra
1 cucharada de extracto de tomate

Antes de empezar debemos desgrasar muy bien el rabo, tiene gran cantidad de grasa adherida y conviene retirarla toda. Lo ideal es comprarlo cortado en trozos, pídanle ese favor el carnicero.
Luego lo tenemos que dorar, para eso utilizar una sartén bien grande, limpita, sin ningún medio graso. Esta parte también nos sirve para terminar de eliminar algún resto de grasa.


Cuando está bien dorado retirar.
Por otro lado, en la cacerola elegida para la cocción del guiso poner a sudar los vegetales cortados groseramente. Sólo los vamos a usar para dar sabor. Agregamos todos menos los tomates, con un poco de aceite de oliva y sal.


Luego de 5 minutos agregamos la carne, los tomates y el extracto, un poco más de sal y pimienta.
Por último 2 ó 3 ramitas de romero, 4 hojas de laurel, media botella de un rico vino tinto y la misma cantidad de agua.
La carne debe quedar casi cubierta por líquido.


Tapamos la cacerola y dejamos cocinar a fuego medio como mínimo 2 horas. Recién después de ese tiempo la carne se empieza a desprender del hueso.
Para acompañarlo, algo tranquilo: un puré de papas.

No hay comentarios:

ShareThis

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails